Salsa boloñesa

La boloñesa es una de las salsas para pasta más frecuentes. Podemos hallarlas en la mayor parte de restaurantes y, evidentemente, en todos y cada uno de los que están especializados en comida italiana.

Como su nombre señala, tiene su origen en la ciudad de Bolonia (Italia). Y de ahí ha pasado a ser famosa en el mundo entero.

Salsa boloñesa perfecta
Los ingredientes que nunca pueden faltar a una salsa boloñesa son la carne picada (de ternera o bien cerdo, normalmente), zanahoria, apio, cebolla y tomate, que acostumbra a presentarse en forma de salsa. A partir de ahí, cada uno le puede dar su toque personal.

Aunque es capaz para acompañar todos y cada uno de los tipos de pasta existentes, la receta habitual es la de tallarines (tagliatelle) con salsa boloñesa. ¡A los más peques les vuelve locos!

Salsa Carbonara

Otra de las salsas para pasta que más nos puede sonar es la salsa carbonara. En este caso su origen se halla en exactamente la misma Roma.

Tallarines Carbonase, receta fácil paso a paso
¿Cuáles son los ingredientes básicos de la salsa carbonase? El huevo, el queso parmesano, la panceta (que algunos reemplazan por bacon, singularmente cuando se realiza fuera de Italia), pimienta negra y aceite de oliva. A partid de ahí, como siempre y en todo momento, pueden existir diferentes combinaciones y variedades, del mismo modo exquisitas.

Lo más habitual es añadirla a los espaguetis, pero también combina perfectamente con otros tipos de pasta.

Salsa al pesto

La salsa al pesto es una de las salsas para pasta con más personalidad. Su aspecto verde la diferencia del resto y su intenso sabor la hace única. Hay quienes la odian y a quienes les chifla, mas como suele decirse, para gustos los colores.

De qué forma hacer un pesto de albaca perfecto, receta paso a paso
En una salsa pesto no pueden faltar las hojas de albaca molidas, el ajo, los piñones, el queso parmesano y el aceite de oliva.

Salsa pesto roja – Receta casera
El llamado pesto rojo es una variación de esta salsa a la que se le añaden, además, tomates, por norma general secos o bien desecados. Y a partir de ahí, se puede también preparar con otros ingredientes extra, como nueces, pistachos, espinacas o bien rúcula, entre otros.

Pesto de albaca, salsas para pasta

Salsa 4 quesos
Esta salsa está singularmente dedicada a los amantes del queso en sus formas, colores, tamaños y sabores. Y es que tomar pasta con salsa 4 quesos es un placer para quienes son unos apasionados de este producto.

Los 4 quesos que se emplean varían conforme el gusto del cocinero y los comensales, pero no pueden faltar el parmesano y el emmental. Además de estos, podemos añadir mozzarella y queso de cabra o bien reemplazar el queso de cabra por el queso azul, si se le quiere dar un toque más intenso.


Salsa arrabiata

Cuidado con esta salsa, pues ¡pica mucho! Mas hay muchos apasionados del picante entre los amantes de la gastronomía, conque la salsa arrabiata es perfecta para ellos.

Se puede adivinar por su nombre que es otra de las salsas para pasta que se produjo en Italia, como la inmensa mayoría de las más habituales. Esta, en concreto, proviene de la ciudad de Roma.

Los ingredientes son muy sencillos: tomate, ajo, pimiento chile rojo, aceite de oliva y, opcionalmente, albahaca y orégano. ¿Os atrevéis con esta salsa picante?

Salsa puttanesca

La salsa puttanesca, pese a que su nombre pueda parecer un tanto extraño en castellano, es una salsa deliciosa que lleva una gran preparación. Contiene numerosos ingredientes que hacen que el sabor final sea muy particular y también intenso.

Para preparar una salsa puttanesca precisas tomate, guindilla o pimiento, anchoas en aceite de oliva, perejil, orégano, aceitunas negras y ajo. En este caso, el tomate suele presentarse como salsa pero también como tomates en trozos.

Una de las salsas para pasta más completas y habituales italianas que podemos hallar como acompañamiento de diferentes tipos de pasta en muchos restaurants.

Salsa amatriciana

Otra de las salsas para pasta que tiene más historia, tradición y, naturalmente, sabor, es la salsa amatriciana.

Tagliatelle allá Amatriciana
Con ingredientes como el tomate, cebolla, guindilla, ajo y panceta podemos conseguir una salsa amatriciana muy potente y con un sabor diferente a las que quizás estamos acostumbrados a usar para nuestros platos de pasta.

Salsa caruso

La salsa caruso quizá es una de las salsas para pasta que menos conocemos la mayor parte de las personas. Mas no por ello es menos interesante.

Es muy típica en Italia y acostumbra a emplearse para pastas rellenas. Sus ingredientes primordiales son crema de leche, carne picada, champiñones o bien hongos, jamón cocido y queso rallado.

El resultado de esta combinación es una salsa suave y mantecosa, estupenda para unos tortellini, raviolis o bien ñoquis, que son tipos de pasta más concluyente.

Aglio y también olio

Aparte de estas salsas para pasta, tenemos otra cuya preparación es muy sencilla y cuentan con menos ingredientes. Por ejemplo, podemos apañar una pasta con ajo pasado por la sartén y un poco de aceite de oliva, lo que nos lleva a tener una pasta muy saludable.

Esperamos que todos festejéis con unos deliciosos platos de pasta el Día Mundial de la Pasta y que compartáis con nosotros cuál de estas salsas es vuestra preferida.