Por supuesto que cada país, y dependiendo incluso del continente en el que se encuentra, todas las costumbres, sobre todo en cocina, cambian de forma abismal, sin llegar a imaginarnos en muchas ocasiones las grandes que son esas diferencias.

En este caso si entramos al detalle sobre la gastronomía italiana, que es nuestra especialidad, podríamos mencionar 5 curiosidades muy poco conocidas de esta cultura.

El café con leche solo para el desayuno por favor

El verdadero italiano, nada más abrir los ojos tras despertarse, lo primero que hace es beber café con leche acompañándolo con unas galletas normales de toda la vida o croissant.

Los detalles de poner la mesa

Aunque parezca un poco extraño, primero decir que toda persona tiene sus costumbres y rarezas, y en el caso de la preparación de colocar la mesa para comer en Italia hay que decir que son un poco supersticiosos, ya que si se come pan, no permiten que este no esté en ningún boca abajo, ya que es un signo de mala suerte.

La pizza más cara, en Italia por supuesto

Se llama Luigi XII y cuesta más de 8000 €. ¿Los culpables?, pues ingredientes como diferentes tipos de caviar, las mejores langostas del mundo, salsa rosa australiana, una harina especial biológica certificada y un chorrito de coñac de los más caros que existen.

Es obligatorio comer a cierta hora

Entre las 12 y las 14 horas, si caminas por alguna de las calles italianas tan bonitas y empedradas que existen, prácticamente te darás cuenta que andarás solo con un ruido de fondo muy peculiar, y es nada más y nada menos que el sonido de los cubiertos golpeando en los platos mientras la gente come en sus casas o restaurantes cercarnos.

El extraño origen de los tagliatelle

La verdad que la información que hemos sacado sobre la existencia de este tipo de pasta, la cual es muy parecida a los espaguetis, pero con una superficie más plana, fue creada gracias a Lucrecia Borgia, duquesa de la ciudad de Ferrera, en honor a su pelo.